viernes, 14 de agosto de 2009

Virus

Había un juego de ordenador, me lo dieron,uno de mis amigos me lo dio, él jugaba,dijo, es genial, deberías jugar,y lo hice, y lo era.
Lo copié del disquete que me dio
para cualquiera, quería que todo el mundo lo jugara.Todo el mundo debería pasárselo así de bien.Lo envié por la red a tablones de anuncios pero principalmente se lo envié a todos mis amigos.
(Contacto personal. Así es como me lo habían dado a mí.)
Mis amigos eran como yo: a algunos les daban miedo los virus,alguien te daba un juego en un disquete y a la semana siguiente o en un viernes 13 te reformateaba el disco duro o te corrompía la memoria.Pero éste nunca lo hizo. Éste era segurísimo.
Empezaron a jugar:cuanto mejor juegas más difícil se vuelve el juego;quizá no ganes nunca, pero puedes llegar a ser bastante bueno.Yo soy bastante bueno.
Por supuesto que tengo que pasar mucho tiempo jugando.También lo pasan mis amigos. Y sus amigos.Y las personas que te encuentras, las ves,que andas por las autopistas viejas o hacen cola, lejos de sus ordenadores,lejos de las salas de juegos que surgieron de la noche a la mañana,pero que lo están jugando en su cabeza mientras tanto,combinando formas,cavilando sobre curvas, poniendo colores junto a colores,girando señales hacia secciones nuevas de la pantalla,escuchando la música.
Claro que sí, la gente piensa en él, pero sobre todo lo juega.Mi récord son dieciocho horas seguidas.40.012 puntos, 3 fanfarrias.
Juegas a pesar de las lágrimas, el dolor de muñeca, el hambre, después de un rato todo desaparece.Todo menos el juego, debería decir.
Ya no me queda sitio en la mente; sitio para otras cosas.Copiamos el juego, se lo dimos a nuestros amigos.Trasciende el lenguaje, ocupa nuestro tiempo,a veces creo que últimamente me olvido de cosas.
Me pregunto qué le pasó a la TV. Antes había TV.Me pregunto qué pasará cuando me quede sin comida enlatada.Me pregunto adónde ha ido toda la gente. Y entonces me doy cuenta de que,si soy lo bastante rápido, puedo poner un cuadrado negro junto a una línea roja,duplicarlo y hacerlos girar para que ambos desaparezcan,despejando el bloque izquierdo.para que suba una burbuja blanca…
(Así que ambos desaparecen.)
Y cuando la electricidad se apague para siempre entonceslo jugaré en la cabeza hasta que me muera.
Título original: VirusAutor: Neil Gaiman

miércoles, 5 de agosto de 2009

En aquel entonces ni pensabamos en que un dia se terminarian.Los dias de
usar bikinis.Enero pleno verano,la mejor temporada para los bikinis.
Recuerdo los dias cuando tenia probablemente 3 o 4 bikinis.
Mi favorito era uno azul con rayas blancas, seguido de cerca por uno rojo
con lunares blacos.Los padres de una amiga alquilaba una casita para pasar los dias de verano en Piriapolis.Me invito a estar con ellos, por supuesto acepte, que esas ofertan no se daban a menudo.Cierto dia , nos habiamos puesto nuestros bonitos bikinis , yo llevaba uno que
me habia hecho por completo mi madre, hasta tenia un hermoso pareo en seda
transparente. Salimos pedaleando en nuestras bicicletas hasta un super mercado cercano a la playa para comprar , nuestros dos alimentos basicos, pan y latas de atun.
Ah aquellos dias amigos esos dias que se fueron...Saliamos del super y se sintio un chirriar de neumaticos, seguidosde un pumm plankk !. Habiamos literalmente detenido el trafico, y eso provoco un accidente.
Lo gracioso es que ambos muchachos , aun lo recuerdo, en vez de gritar y echarse la culpa uno al otro como suele pasar en este tipo de incidentes, sacaron la cabeza por las ventanillas de sus autos y silbaron y aullaron guuuauuuuuu !! o algo asi . Suspire mientras subiamos de nuevo en nuestras bicicletas. " Llegara alguna vez el dia " murmuraba , " en que estos bobos terminen de silbar y aullarnos? Estoy aburrida y cansada de oir tantas bobadas"
A menudo pensaba en ese entonces..." ojala me haga mayor y me ponga gorda, asi podre usar bikini sin que nadie se meta conmigo"
Ahh.... que dias aquellos.... ya se fueron para no volver...!!
No recuerdo el ultimo silbido que me dirigieron. excepto que aullando me gritaron , " Hey señora ! mire por donde camina ! "
Has mirado alguna foto de tu juventud en bikini ,minifalda o lo que sea?
En aquellos dias uno las miraba y pensaba," Cielos ! estoy gorda! "
Hoy en dia las miro y pienso " de donde sacaria que estaba gorda?"
Estaba realmente fabulosa! Como me quiero en esas fotos!
Lei hace unos dias una una revista, donde daban unos consejos para lucir maravillosa en bikini. Quizas encuentres estos consejos mas utiles que yo.
Empezaban asi:
"No se preocupe si usted se olvido que comenzaba la temporada de bikinis," - Bueno, yo no lo hice.
" No es demasiado tarde para prepararse para la gran revelacion" -Oh si, lo es.
"Una pieza importante de la moda son los accesorios. Pruebe con un gran par de aretes, un arito en el ombligo, lindos lentes de sol,cadenita para los tobillos o unas sandalias super cool."
-No hacen cadenitas que puedan ajustar en mis tobillos ,no me puedo imaginar sin reirme con un arito en el ombligo ( panza ) los lentes de sol encantadores no vienen trifocales.
"El bikini no debe tener arrugas ni estar flojo en los breteles o la tela ..."-Estan bromeando verdad? *...y la parte inferior no debe ser holgada." ...- jijiji no hay peligro no me quedara floja.
" la parte inferior no debe pellizcar su trasero... - jajaja, ufff tantos años de eso.
"Aceptese usted . Parese en frente del espejo con su traje de baño "- Ni aunque me paguen me paro frente a un espejo en traje de baño, ademas ya ni tengo espejos de cuerpo entero.
"Centrarse en las carateristicas que mas le agraden de usted " - Mi cabello y mis uñas estan preciosas.
" luego piense en lo que va a hacer en traje de baño" -Aproximadamente una vez al año me pongo un traje de baño, no se trata de una bikini precisamente... lo primero que hago es taparme con una voluminosa y horrible salida de baño.
Por ultimo " Pongase en la buena senda. Inicie algunos ejercicios , coma bien y moderadamente para perder ese kilo o dos que le sobran en una semana"
Luego de leer esto,haciendo algunos rapidos calculos, creo que yo podria encajar en mi viejo bikini azul con rayas blancas, alla por Enero del 2015.
Nos vemos en la playa.

martes, 4 de agosto de 2009

El Gesto De La Muerte

Un joven jardinero persa dice a su pr?ncipe:
??S?lvame! Encontr? a la Muerte esta ma?ana. Me hizo un gesto de amenaza. Esta noche, por milagro, quisiera estar en Ispah?n.
El bondadoso pr?ncipe le presta sus caballos. Por la tarde, el pr?ncipe encuentra a la Muerte y le pregunta:
?Esta ma?ana, ?por qu? hiciste a nuestro jardinero un gesto de amenaza?

?No fue un gesto de amenaza ?le responde? sino un gesto de sorpresa. Pues lo ve?a lejos de Ispah?n esta ma?ana y debo tomarlo esta noche en Ispah?n.

Texto original: El Gesto de la Muerte

Autor: Jean Cocteau

lunes, 3 de agosto de 2009

Toqué las puertas de la risa y me burlaron. Pisé los adoquines, las esquirlas y las alfombras de unte quiero almidonado. Trepé los aposentos de la espuma, del miedo y del espanto. Me adentré. Anduve.Troté. Esquivé salté y me empujaron. Los verbos, los sujetos, los objetos (y el otoño, con sucrujiente cortina de hojas idas), cedieron, me abrieron paso hasta allá, al mismo fondo del olvido.
Olvido, creo que dije. Llamé. Grité. No respondieron mi llamado. Pienso que me senté (no lo recuerdo ahora, pero no importa), sobre una tarima de palabras, de versos, de jirones, de aliento. Unalfabeto adusto y ocre me desató de un tajo los zapatos. Me penetró hasta el metacarpio de las penas. Me hirió y sangró conmigo a la bartola, hasta el alba. Soñamos y, hechos carne y uña, dedo y llaga, despertamos ante el umbral impresionista de un sueño a campo abierto, luz del viento, una muchacha. Una muchacha loca y amplia, una muchacha ebria es el olvido. Una muchacha en mangas de camisa, desmadejando al aire negrísimos cabellos, trotando manisuelta por las sórdidas melenas de la tarde. Una muchacha triste, con ojos de aguaclara y despoblada, con música, con góndolas, con labios y amapolas, dramática, sinfónica, mordaz. Una muchacha lúdica, pálida como una lámpara en el baldío.
Una muchacha púb(l)ica, coral, sola y difusa, y el olvido. Permiso, dije para entrar, y entré al
olvido. Abracé a la muchacha. Mondé el poema por su esquina más dúctil y lo engullí. Era un poema fibroso, carnal, de jugos transeúntes y embriagantes, tan limpio como el fuego. Metálico, frutal. Un poema lavado de recuerdos, óptimo para el olvido. Había perdido la memoria en un recodo del camino. Era un poema erecto, viril, con su guitarra blasonada de silencios, con la alegría rota en un falsete y la tristeza muerta y desolada. Un poema desnudo, como la muchacha en mangas de camisa. Un poema sin nombre, como todos los hombres.
Estoy dentro -dije- y no me salgo. Enciendo de mis pipas la más bella, la de espumas de mar, y te invito a que entres y te sientes. Toca. Palpa. Desnuda a la muchacha. Restriégate el poema por el iris, por las carnes. Te invito: entra al olvido, no hacen falta artimañas. Aquí, plácido el poema, con toda la piel poblada de amarguras, latiendo en carne viva, te invita a sentar reales. Ven, no te acobardes. Oye al olvido, diciendo el nombre de las cosas por su nombre. Contándonos su historia sin historia. Y Heráclito, su fuego, los puentes y los gatos y los pasadizos. El hombre olvida. El poeta olvida. El amigo. Toda una geografía que palpita a borbotones, mentando madres, diciendo amor como bazooka, ardiendo en llamas de ternura, óyelo. No es un paisaje acompasado y mustio. No es un cassette para colección. Es más......olvida, ya no podrás salir. Eché las siete llaves del olvido.

René Rodríguez Soriano
Santo Domingo
República Dominicana